Inicio Nosotros Catálogo Crea tu propio negocio Reportajes
  Consideraciones al momento de comprar ropa usada o "americana"

 

El mercado de la ropa usada:
Aprenda a elegir y comprar


Por moda o necesidad, la ropa usada se ha convertido en una buena alternativa de compra, especialmente para bolsillos más desprovistos. A continuación algunas recomendaciones.

Hasta antes de 1975 no se podía importar ropa usada. Con la apertura económica del país, hacia la década de los ochenta, la ropa americana y europea comenzó a ingresar a nuestro mercado hasta convertirse en una interesante alternativa para los consumidores. Su oferta representó no sólo una opción de compra más barata, sino que permitió a los consumidores lucir vestimentas que en años sesenta sólo se conseguían en el exterior y a un precio muy elevado.


Tendencias de las importaciones

- En los primeros años de los noventa se importaban más toneladas anuales que de ropa nueva equivalente. Pero a los pocos años la situación se invierte, entre otras razones, por el aumento del poder adquisitivo de las personas y los bajos precios de la ropa china. Hoy, según informaciones del Banco Central, las importaciones de ropa usada aumentaron en un 53.22%, entre los años 2003 y 2004.

Por moda o necesidad, la ropa usada se ha convertido en una buena alternativa de compra, especialmente para bolsillos más desprovistos.

Sin derecho a garantía

Si usted acostumbra a comprar este tipo de ropa o está pensando en hacerlo, tenga presente que los productos usados no tienen derecho de garantía. Sin embargo, el proveedor debe anunciar que se trata de ropa de segunda selección y esto lo debe informar de manera visible, mediante carteles, en los propios artículos o en sus envoltorios. De lo contrario, la empresa estaría infringiendo la ley de protección de los derechos del consumidor por falta de información. La garantía voluntaria al estar ofertada se convierte en obligatoria, y aunque no tenga derecho a esta garantía, prevalece el derecho a la calidad de los productos. Averigüe siempre antes de comprar.

Recomendaciones

Según constató Sernac, algunos locales permiten cambios de prendas, siempre y cuando usted lleve la boleta y con un plazo máximo de dos días por lo general.

- El plazo para exigir el derecho a cambio depende de cada proveedor. No olvide que se trata de una concesión de parte de la empresa ya que legalmente los proveedores no están obligados a hacerlo. Búsquelos y/o prefiéralos, porque tendrá la oportunidad de devolver la ropa o calzado, en caso de fallas o desperfectos.

- Revise la ropa con atención porque muchas veces la ropa presenta fallas, aparentemente imperceptibles a nuestros ojos, pero notorias apenas llegamos a casa.

- Aprenda a distinguir las manchas. Las de frutas casi nunca salen, las de aceite menos.

- Ojo si es que es alérgica (o) al polvo y a los químicos matapolillas. La ropa que permanece guardada por largos períodos puede tener ácaros, por lo que generalmente se utiliza algún tipo de químico para su extinción.

- Finalmente, si le interesa alguna prenda de cuero o gamuza, ponga especial atención porque los pelones no tienen solución.
 

Fuente: SERNAC
 

 
Fardos de Ropa.cl
Tel: 08 4291648